Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES
FR EN ES
bienvenido a Krosmaga, Miaumiausito mío, ¡te estaba esperando!

Ya solo quedabas tú. ¿Sabes? ¿Sabes? No puedo dejar de agitar la cola al pensar que estás a punto de recibir un palizón descubrir mi juego. Déjame que te explique algunas cositas antes de que empieces a jugar, quizás así evitarás perder demasiado pelo. Esta será, seguramente, la única vez que te dé consejos, ¡así que aprovéchalos!

En Krosmaga, tu objetivo es doble: debes hacerte con los dofus* de tu contrincante ¡al mismo tiempo que proteges los tuyos! Hasta aquí es fácil.

Un juego de cartas... ¡Y mucho más!

Para proteger tus dofus, tendrás que construir tu mazo de forma estratégica. Para hacerlo, tendrás dos tipos de cartas: las invocaciones (para invocar todo un ejército en el tablero) y los hechizos (para... ¡lanzar hechizos!).

¿Sientes cómo aumenta la presión? Antes de entrar en pánico, ¡espera a ver los desafíos épicos que he reservado para ti!

CARTA INVOCACIÓN CARTA HECHIZO
Ya puestas sobre el tablero de juego, estas invocaciones viven su propia vida. Avanzan y atacan al final de tu turno de juego.
Cada dios tiene poderes específicos que le permiten lanzar hechizos.
El tablero de juego
(también conocido como el campo de batalla)
Tus puntos de acción (PA)
Dispondrás de tantos PA como turnos lleves: en el turno 1, dispones de 1 PA; en el turno 2, dispones de 2 PA, etc. Estos PA te permitirán jugar tus cartas.¡Elige bien las cartas que vas a jugar en función de su coste en PA!
Tu mano
Son las cartas que puedes jugar. Al principio de cada turno, robas una nueva carta. Puedes tener hasta 10 cartas en tu mano, ni una más. Si tienes la mano llena, ¡las cartas que robes irán directamente a tu descarte!
Historial
El conjunto de tus acciones y las de tu enemigo quedarán registradas aquí. Lo que puede resultar útil si, de repente, te quedas en blanco y te preguntas "¿ya he jugado esta carta?".
Los dofus enemigos
Cada dofus posee 5 puntos de vida. Cuando consigues quitarle sus 5 puntos de vida a un dofus enemigo, lo destruyes. Al igual que tú, tu contrincante posee tres dofus verdaderos y dos falsos. Ahí están todos escondidos. ¡Tendrás que adivinar dónde se encuentran los dofus auténticos!Debes destruir dos dofus verdaderos del contrincante para ganar la partida.
TUS DOFUS
De los cinco dofus presentes en tu lado del tablero, solo tres son verdaderos huevos de dragón*. Crees que podrás engañar a tu adversario, ¿no? Protege tus dofus verdaderos impidiendo que las invocaciones enemigas los alcancen. *Los dofus falsos son los transparentes.
Tu dios y el dios enemigo
Atención, ¡en Krosmaga encarnas a un dios! El que elijas te otorgará poderes específicos: sus hechizos y también algunas criaturas que le son fieles. Haz buen uso de ellos.
Tu mazo y tu descarte
Al principio de la partida, tu mazo contiene 45 cartas. Cada turno, robas una carta y la añades a tu mano. Cuando juegas una carta de hechizo o cuando una de tus invocaciones muere en el tablero, la carta correspondiente pasa al descarte.
Invocación
Juega tus cartas de invocación: ¡las invocaciones cobrarán vida sobre el terreno! Una vez puesta, la invocación avanza y ataca a las criaturas enemigas automáticamente.
El tablero de juego
(también conocido como el campo de batalla)
Desarrollo de una partida