FR EN ES
FR EN ES

Con la llegada de la diosa Feca, más de 70 cartas nuevas podrán añadirse a tu colección. Y con ellas, aparecen nuevas mecánicas. ¡Te explicamos los detalles de su funcionamiento en esta noticia!

¡Quien habla de nuevas cartas, habla de nuevas reglas! No menos que 3 nuevas mecánicas aparecerán con el lanzamiento de la extensión. A la diosa Feca le cae el trozo de tarta más grande con dos mecánicas totalmente reservadas para ella, lo cual crea un estilo de juego único y original. Sin embargo, la Hermandad de los Olvidados también tiene a su disposición un arma infalible... ¡Sigue leyendo para saber cuál!
 

¡La Concentración a toda pastilla!


La capacidad Concentración es un poder exclusivo de la diosa Feca. Tanto es así que todas las invocaciones de feca la poseerán. ¡A esto se le llama coordinación!

El poder Concentración consiste en lo siguiente: «Si una invocación aliada con Concentración está en una línea adyacente, la invocación jugada avanzará hasta la casilla al lado de ella».

En otras palabras, una invocación con Concentración podrá reunirse con otra invocación que posea este mismo poder y que esté más adelantada en el terreno. Además, este poder solo funciona sobre las líneas adyacentes. Es decir, si se coloca una invocación A sobre una línea situada a la izquierda o a la derecha de la invocación B y las dos poseen el poder Concentración, la invocación A se desplazará hasta encontrarse al lado de la invocación B.

Atención: ¡la Concentración no es una carga! Si un obstáculo viene a bloquear el movimiento de la invocación, esta se detendrá por el camino, pero no atacará.

Ciertas invocaciones de feca poseen además efectos concretos que se activan cuando se unen a una invocación o cuando otra invocación se concentra con ellas. ¡Las posibilidades son interminables! Aquí tienes, por cierto, una carta típica de Feca con Concentración:


 

Los glifos: ¡mira por dónde pisas!


La otra mecánica que la diosa Feca posee en exclusiva está relacionada con los glifos. Lo más normal es que estos tomen la forma de hechizos, los cuales colocarán un glifo sobre la casilla seleccionada del terreno y, además, producirán otro efecto suplementario.

Un glifo en el suelo se comporta un poco como una semilla o un montón de huesos... con ciertas diferencias. Si una invocación enemiga pisa un glifo, este se destruye. En cambio, si es una invocación aliada la que lo pisa, el glifo permanece en el sitio sin que se produzca ningún efecto.

No obstante, si es un feca aliado el que pisa un glifo, entonces se activa un efecto secundario. En este caso, la invocación gana puntos de armadura que dependen de la posición de tus glifos. Ganará +1 armadura por hilera ocupada por uno de tus glifos, con un máximo de +5. De este modo, si tienes un glifo colocado sobre las hileras 2, 3 y 5, tu invocación obtendrá +3 AR, pero si tienes 3 glifos puestos sobre la hilera 1 los tres, tu invocación tan solo conseguirá +1 AR.

¡El posicionamiento de tus glifos será, por tanto, primordial para poder sacar el máximo partido! Sin contar que ciertos hechizos de feca también hacen buen uso de la posición o de la cantidad de glifos que tengas en el juego. Aquí tienes uno de los muchos ejemplos de glifo:


 

La Hermandad: ¡si no eres tú, es tu hermano!


Ya no es un secreto, la mayoría de los antagonistas de WAKFU temporada 3 se incorpora a Krosmaga. Para reforzar su identidad de grupo, todos los miembros de la Hermandad de los Olvidados posee un poder común llamado, de forma totalmente acertada, Hermandad.

Este poder es diabólicamente simple: cuando la invocación con Hermandad entra en juego, puedes seleccionar una invocación enemiga. Si lo haces, ¡todas las copias de esta invocación que estén en el mazo enemigo se descartarán!

¡Pues sí! Un poder peligroso que podrá privar a tu contrincante de sus cartas con dos o tres ejemplares si no se preocupa de protegerlas. Pero, pese a ser muy poderosos, los miembros de la Hermandad no son omnipotentes: las cartas en mano no se ven afectadas por la Hermandad y las cartas tocadas irán al descarte, del que se podrán recuperar, eventualmente, utilizando otras cartas.

Evidentemente, no se trata de lo único que estas cartas infinitas pueden hacer... Toma a Bump como ejemplo: ¡disfruta de tácticas de feca y del poder de la Hermandad simultáneamente!

¡Ahora ya conoces todas las mecánicas de la extensión! Pero aún te quedan muchas cartas por descubrir, ¡así que síguenos por las redes sociales (Twitter y Facebook) porque las iremos desvelando durante los próximas días!